Entretenimiento

Por terribles sucesos, ponen en venta la casa de El Conjuro

En las últimas horas se ha popularizado la noticia de que la famosa casa de El Conjuro se encuentra a la venta luego de algunos extraños sucesos que ocurrieron en su interior. Fue en 2013 que se rodó el exitoso film de terror dirigido por James Wan y luego de esto, la propiedad se volvió un espacio más que valorado y popular.

La casa fue construida en 1836 y se encuenta en Burrillville, Rhode Island, Estados Unidos y los actuales propietarios son Jenn y Cory Heinzen, quienes adquieron la propiedad en 2019. Actualmente, la han puesto a la venta por 1,2 millones de dólares, un monto que triplica el valor al que fue adquirida dos años atrás. Pero ¿cuál fue la razón para que decidieran vender la valiosa propiedad?

Sus actuales dueños afirman que han vivenciado fenómenos paranormales, desde extraños portazos y ecos escalofriantes hasta apariciones; y no es la primera vez que se conocen historias paranormales ocurridas allí. De hecho, los testimonios de quienes ahora la habitan no distan demasiado de los sucesos que Ed y Lorraine Warren deben desentrañar en la película, que estuvo basada en hechos reales.

Una estrategia infalible:

Si bien no son muchas las personas que quisieran vivir en una casa embrujada, la afirmación de los actuales dueños de que allí se desenvuelven sucesos paranormales, no ha hecho más que aumentar el interés por esta propiedad, siendo este una posible estrategia de marketing para la venta.

La casa en la que fue filmada El Conjuro contiene tres dormitorios, dos baños y está situada en una granja. Se trata de una propiedad de grandes dimensiones y que sin dudas ha aumentado su valor luego de ser conocida por el film protagonizado por Vera Farmiga y Patrick Wilson.

Una de las leyendas que se conocen en torno a esta casa es la del espíritu de Bathsheba Sherman, que habría vivido allí en el siglo XIX. La película de 2013 se sitúa en la década del 70 y relata los fenómenos extraños que una familia experimentó mientras habitaba la propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba